Reestructuración o refinanciación de deuda. He aquí la cuestión

Uno de los servicios de asesoramiento que ofrecemos en Van Corporate tiene que ver con la refinanciación de deuda. Como expertos en planificación financiera y de capital, además de dar respuesta a la pregunta de si es mejor reestructuración o refinanciación de deuda, buscamos resolver las dudas que, de forma complementaria, puedan surgir al hilo de estos conceptos. 

Por una parte, resulta interesante observar en qué casos acostumbra a darse uso a la refinanciación de deudas. Y, por otra parte, conviene aclarar las diferencias entre refinanciación y reestructuración de deuda para entender la correcta aplicación de ambos términos. 

Refinanciación de deuda, concepto y aplicación

Recurrir a la refinanciación de una deuda conlleva, en la mayoría de los casos, reemplazar el préstamo devengado ya existente por uno nuevo o realizar una ampliación de capital para cubrirlo. 

Esto es, refinanciar deudas puede significar la ampliación de plazos o una inyección de capital que suponga liquidez a tal efecto.

El fin último, no obstante, de la refinanciación de deudas, es reducir aspectos como la cuota y el tipo de interés aplicado en la contratación del préstamo. 

Cómo conseguir la refinanciación de la deuda

El éxito para la operación de refinanciación de deudas está estrechamente ligado con la transmisión de información fehaciente que testifique la solvencia o capacidad económica del solicitante a la entidad prestamista. 

Por una parte, se realiza un análisis de la capacidad económica del deudor en tanto que constituye una previsión de la posible respuesta a la obligación de pago contraída. Además, se realiza una evaluación de las garantías ofrecidas por el mismo, o que debería ofrecer. 

financial g7138f67db 1920 1
Se realiza un análisis de capacidad económica y la evaluación de las garantías

En el supuesto de una solicitud de refinanciación sin inyección de liquidez, el resultante será un valor de cuota e intereses menores. Esto es así en tanto no es necesaria la disposición de capital. Si la refinanciación de deudas se formaliza con el objetivo de conseguir efectivo, se dará el supuesto aumento de liquidez para objetivos y necesidades, en detrimento de la reducción de cuota e intereses.

Ventajas de solicitar la refinanciación de deuda

Si bien los beneficios de una refinanciación de deudas, a todas luces, significan réditos diferentes para cada solicitante, existen una serie de ventajas de refinanciación más comunes:

Como señalamos, la disminución de intereses y cuotas son dos elementos interesantes de esta operación. Esto es así en tanto que se realiza un recálculo del cuadro de amortización que se adapta a las necesidades presentes del obligado. 

Toda vez liquidada la deuda primigenia, puede darse el caso de resultar un remanente, que resultaría de utilidad para una mayor liquidez. 

Inconvenientes del proceso de refinanciación de deuda

Del mismo modo que existen beneficios en este tipo de operaciones, toda moneda tiene su cara y su cruz. Por eso, cabe destacar una serie de inconvenientes de la formalización de la refinanciación:

Existe un aumento de intereses ante la mayor ganancia en cuanto a beneficios de la entidad prestamista. 

La nueva operación imbrica una nueva realidad de impuestos, gastos y abono de comisiones. Además, los agentes financiadores también suelen exigir más garantías a la hora de plantear una refinanciación, como por ejemplo: más garantías hipotecarias, avalistas o pignoraciones.

Existe un riesgo de sobrepasar la capacidad económica de la entidad, pudiendo alcanzarse un punto crítico de situaciones de insolvencia. 

Casos en que se usa la refinanciación de deuda

calculator gf1b6395a3 1920
La refinanciación de deuda supone un alivio económico para el deudor

Los supuestos ante los que se observan este tipo de operaciones tienen que ver, en la mayoría de los casos, con situaciones de falta de liquidez o necesidades de tesorería a corto plazo. 

La imposibilidad de ejecutar el cumplimiento de las condiciones del préstamo inicial (y vigente) fuerzan una operativa de variación de condiciones en la que se busca el recálculo del cuadro de amortización y una mayor flexibilidad en la obligación de pago. Esto es, sumar plazos a la rendición de cuentas primigenia. 

Por una parte, la refinanciación de deuda supone el alivio económico en la figura del deudor, evitando impagos, a la vez que aumenta las ganancias de la entidad prestamista ante una operación ventajosa e interesante. 

Diferencias entre reestructuración y refinanciación de deuda

Una situación de insolvencia o merma de la capacidad económica empresarial frente a pagos acostumbran a ser los caldos de cultivo donde se dan lugar tanto la refinanciación como la reestructuración de deuda.

Sin embargo, aunque ambas constituyen herramientas de reflote económico que solo suponen mayores costes en su gestión y ganancias para las entidades prestamistas, existen notorias diferencias entre ambas operaciones. 

El manejo adecuado de las finanzas es necesario y fundamental para disponer de la adecuada liquidez y, sobre todo, para obtener una rentabilidad financiera. Y, para ello, es necesario conocer la diferencia entre refinanciar y reestructurar una deuda. 

En todo caso, el objetivo es la optimización de la estructura financiera para obtener un menor riesgo económico y padecer un desembolso menor. Pero, ¿cuál es la diferencia entre refinanciación y reestructuración de deuda?

Modificaciones sustanciales

Mientras que, por una parte, la refinanciación de deuda constituye un cambio en los términos de obligación contraídos buscando unas condiciones más favorables a través de una nueva financiación, la reestructuración de deuda es un procedimiento que busca las modificaciones en el plan de pago original, llegando a un acuerdo con la misma entidad financiera. 

Es decir, la refinanciación sustituye un préstamo preexistente por otro nuevo, mientras que la reestructuración modifica los términos del propio préstamo, buscando un nuevo calendario de amortización y condiciones más favorables al momento económico vivido. 

Ante esta primera diferenciación, se entiende por qué empresas de alto flujo económico recurren a la refinanciación de deuda, como movimiento estratégico de reducción de costes financieros a través de términos más favorables. 

Información y avales

Para iniciar un proceso de refinanciación de deuda, es necesario suministrar a la entidad financiera prestamista la información necesaria para realizar una comparativa entre ingresos y deuda, estudiando la seguridad de la garantía prestada. 

Una refinanciación de deuda sin capital implicará pagos y tasas de interés inferiores. Por contra, una nueva inyección de dinero aumentará la liquidez, pero no dará como resultado unas condiciones diferentes. 

En el supuesto de la reestructuración de deuda, ambas partes salen beneficiadas. Esto es así en tanto que los deudores acuden a esta vía toda vez que buscan evitar una posible situación de insolvencia. 

A través de la reestructuración es posible blindar la empresa ante este panorama negativo, a la vez que las entidades se benefician a través de nuevas garantías, el refuerzo de los avales existentes y una más que probable ampliación de los instrumentos de deuda.

Prevenir una peor situación económica ante un escenario per sé complejo hace necesario contar con el asesoramiento preventivo y ejecutivo de entidades como Van Corporate, que dan cobertura a una planificación financiera adecuada ante cada circunstancia. La asesoría especializada permite una comprensión adecuada de los cálculos de ambas operaciones y la elección de la opción más ventajosa para cada situación.

Las peculiaridades de la empresa deudora y sus necesidades financieras decantarán la vía de actuación teniendo en cuenta, en todo momento, el resultado de menor coste posible para desahogar una situación de naturaleza compleja.

Ante este escenario, ¿es interesante la refinanciación de deuda?

finance gdbed1956d 1920 1
Negociar la refinanciación de deuda es una alternativa valorable ante la incapacidad financiera

Contundentemente sí. La refinanciación de deuda es una alternativa valorable ante la previsión de la incapacidad financiera para asumir los compromisos pactados en la línea de préstamos. 

El objetivo práctico de la refinanciación de deuda es reunificar los saldos deudores en un solo pago asumible, recortando los compromisos asfixiantes a costa de una dilatación temporal de la deuda y un mayor número de comisiones y gastos asociados a la refinanciación.

Comentarios a la norma

Aunque la refinanciación y la reestructuración de la deuda son alternativas posibles a situaciones económicas particularmente similares, hay que contemplar la excepción vigente a estas medidas según la normativa actual.

Esto es que no es posible eliminar o exonerar la totalidad de la deuda suscrita con la Administración Pública. A este respecto, el Tribunal Supremo se ha pronunciado estipulando un límite de exoneración de hasta un 70% del total de la deuda vigente contra la Seguridad Social y la Agencia Tributaria.

Además, concluye el órgano jurisdiccional que el 30% de deuda restante puede ser fraccionada en un plazo máximo de hasta 5 años. 

¿Problemas con la refinanciación o la reestructuración de deudas?

Van Corporate somos la solución. Como firma especializada en financiación y captación de capital para empresas, centramos nuestro objetivo en soluciones financieras para pymes y gran empresa. 

Compañías en las fases de crecimiento y consolidación, que precisan de un asesoramiento senior para su sostenibilidad presente y futura, tienen en Van Corporate la asesoría y acompañamiento necesarios con la solidez que solo una gran entidad puede ofrecer. 

Compartir:
Picture of Juan Galán
Juan Galán
CEO en Van Corporate, Inteligencia Financiera - Asesor Financiero por la CNMV

Últimos blogs

funciones del Interim CFO

¿Conoces las funciones del Interim CFO?

Un Interim CFO, también conocido como Director Financiero Interino, desempeña un papel crucial en la gestión financiera temporal de una empresa.  Las funciones del Interim