Reestructuración empresarial en el sector energético

Cómo orientar la inestabilidad hacia la fuerza

No es una excepción que una empresa pueda llegar a un estadio en su trayectoria en la que deba enfrentar diferentes tipos de escollos financieros. A todas luces, ante esos desafíos, lo fundamental es identificar los signos de estrés. Esos valores aumentarán las posibilidades de inferir sobre los resultados. Es el primer paso de la reestructuración empresarial.

Es en los puntos de inflexión donde una empresa necesita aumentar su potencial de rendimiento y equilibrar su balance. Y es ahí donde se hace necesario analizar profusamente los problemas de mayor complejidad. Los más críticos. Eso sí, sin perder de vista los objetivos primigenios de la estrategia empresarial a la par que se trabaja en la creación de un valor mayor para todos sus componentes. 

La recuperación pasa por la actuación

El apoyo de firmas especializadas en estructuración de financiación capital para empresa es fundamental para encontrar soluciones efectivas. Conviene, de la mano de profesionales del sector, maximizar las opciones y plantear una reestructuración para conseguir la estabilidad en la recuperación.

calculator g14ceb86e9 1920
El primer paso para la recuperación económica es un reestructuración empresarial exitosa

Ante la incertidumbre, conviene actuar. Y hacerlo de forma firme. Salir a flote de una situación financiera compleja manteniendo el equilibrio y con una proyección económica viable es la única alternativa posible. Todo lo demás, son castillos de naipes. 

El primer paso es planificar eficientemente la vía de recuperación económica, analizar los retos previstos durante el recorrido. 

La prevención desde la acción

Un servicio de reestructuración de empresa y recuperación de valores de estabilidad no solo está orientado a empresas que se enfrentan a una situación de insolvencia o han perdido el control financiero de la firma. La reestructuración empresarial, en sí, es una forma de tener un control estricto de la actividad de negocio y retener los valores y activos de forma eficiente para una situación óptima a medio y largo plazo. Siempre, desde la proactividad. 

La actuación para la recuperación abre puertas

La hibernación financiera no evita mayores daños. No edulcora la situación económica y empresarial. La modorra en plena caída no amortigua el golpe final. Todo lo contrario. El modo útil de mantener todas las alternativas de éxito en vigor es mediante la actuación en pro de la recuperación. La protección del valor en el sector debe cursarse, inicialmente, desde una mejora de gestión de costes durante la crisis

Es una realidad que la independencia de los mercados mundiales energéticos está suponiendo un motivo de trastorno para todo tipo de empresas, y no solo las vinculadas directamente con este segmento particular. 

computer g5be546d85 1920
La acción de la reestructuración empresarial lleva a la recuperación efectiva

La volatilidad inconmensurable de los precios y la dura inflación generadas por los disparadores en el mercado de gas y petróleo como consecuencia de la invasión rusa sobre Ucrania ha expuesto a un gran número de empresas a la toma de decisiones complejas. 

Especial consideración tienen la dureza de esta fase económica toda vez que nos hallamos ante un momento de puja por implementar una transformación ESG efectiva y la descarbonización de las operaciones. 

Grandes usuarios energéticos no se han escapado de una mayor presión sobre los balances, el aumento de los costes de capital y la suba en las tasas de interés. Una tormenta perfecta ante la que se debe gestionar el impacto de inestabilidad de precios sobre capital en uso. La lucha por la supervivencia como paliativo, de no ser posible la reducción de costes energéticos o la asunción de la subida de precios, requiere un posicionamiento activo. 

El mercado energético, foco de afectación

El mercado energético continúa, tras un periplo prolongado de afectación, afectado por factores muy determinantes. 

La cada vez más frecuente interrupción del suministro de gas y la considerable preocupación por una crisis vinculada, las dificultades económicas soportadas por los proveedores energéticos minoristas, el aumento de la pobreza energética y un mayor coste para el consumidor final es una soga al cuello que peregrina a lo largo y ancho del continente europeo.

El sector industrial, tanto como el segmento de transporte y logística, así como las áreas de retail y consumo son las áreas más afectadas por esta situación.

A nivel de industria, el contexto de mercado se resume en una actual destrucción de la demanda ante el gasto energético en industria intensiva. Como consecuencia, existe una incertidumbre a futuro con tendencia al bloqueo de costes energéticos en la contratación actual. 

¿Qué riesgo supone esta situación? A priori, el cierre de entidades industriales energéticas no críticas es una realidad, además de la imposibilidad de blindarse ante una mayor exposición al riesgo derivada de los movimientos del valor energético. El futuro anuncia potenciales dificultades financieras para proveedores de energía no domésticos o B2B. 

Transporte y logística, el engranaje comercial en riesgo

port ge3d8c50f9 1920
Transporte y logística, dos grandes damnificados de la crisis energética

El precio del combustible exacerba la inflación por la vía del suministro para la logística del transporte, un pilar fundamental en la línea de comercio. Y no solo en cuanto a transporte por carretera, sino en el área aeronáutica.

El bloqueo va más allá de un primer nivel de recursos, ya que la inflación se convertiría en un obstáculo para grandes obras de infraestructuras en el sector del transporte. Conviene gestionar una mejor provisión para mermar el riesgo de recesión ante una mejor renta del consumidor final. Sin duda, una crisis energética podría derivar en consecuencias encadenadas para la economía nacional en todos sus ámbitos. 

Crear valor. ¿Solución imposible?

En medio de un proceso disruptivo, la creación de valor parece una obra titánica. De ahí que se requiera de un puente de actividad. La creación de valor es asumido como un desafío mayor por empresas con un desequilibrio financiero importante que no pueden preveer de forma fehaciente el futuro económico y se ven sacudidas por el crecimiento competitivo de acuerdos internacionales.

La forma de identificar medidas para una prevención de pérdida de valor efectiva y la custodia del existente en un momento mutable tan exacerbado, así como la reafirmación en una posición firme de competitividad es a través de un puente de valor. 

La respuesta de la reestructuración empresarial a través de claves de valor

A través del flujo de caja, las empresas pueden mantener intacto ese valor. ¿Cómo? Identificando los ejes que pueden reducir el impacto de los precios energéticos sostenidos y activando esas palancas de valor.

Conviene revisar las consecuencias de las mejoras operativas en lo que respecta al rendimiento del proyecto comercial y evaluar la solidez de la reducción de gastos en otros departamentos. 

Es tiempo de examinar las relaciones con los proveedores, revisar los contratos energéticos y experimentar sobre datos de aumentos de precio en diferentes escenarios de actividad. Un testeo de la resiliencia de la capacidad de absorber posibles oscilaciones en el precio de la energía y de la cadena de suministros es un buen comienzo.

energy g18f72f039 1920
El uso de energías renovables permite implementar claves de valor energéticas durante la reestructuración

Y no solo eso. Conviene apostar por una reducción de riesgos de suministro mediante relaciones contractuales con proveedores críticos de servicios y suministros, todo bajo el asesoramiento y orientación de profesionales experimentados. 

El precio mutable no solo es el energético. Conviene analizar la posición contractual de la empresa con los clientes y valorar la posibilidad de asumir las oscilaciones o extrapolar esos aumentos a los propios precios. 

La apuesta por la transición ESG

La reducción de la demanda energética y la mejora de su eficiencia, con la incorporación de equipos más eficientes y un organigrama de trabajo optimizado es, a pequeña y gran escala, una alternativa estratégica que no conviene olvidar. 

Esto, sumado al planteamientos de suministros alternativos es un recurso que debería ir más allá de una situación crítica financiera. Es operativa de empresa y resulta interesante valorarla en todos los segmentos. 

Actuar para reestructurar

El asesoramiento financiero permite disponer de la mejor orientación en cuanto a reestructuración empresarial y soluciones financieras personalizadas. Por eso en Van Corporate nos consolidamos como una red de expertos de ventanilla única a través de la que analizar de forma integral y global cada caso y aprovechar las diferentes potencialidades para un resultado óptimo. 

businessman ge14149b34 1920
Van Corporate somos un equipo multidisciplinar, con más de 20 años de experiencia en el sector financiero y consultoría

Como empresa especializada en soluciones financieras ayudamos a cada empresa a navegar por la complicada marea de la necesaria reestructuración empresarial como medida preventiva o en un momento económico crítico. Conocemos los escenarios. Somos conscientes de la carrera contrarreloj y la necesidad de tomar decisiones inteligentes. 

Por eso conformamos un equipo de soporte con experiencia suficiente para una gestión rápida en pro de la estabilidad de cualquier situación económica y un análisis de estrategias financieras a corto, medio y largo plazo. 

Identifiquemos los problemas, trabajemos en equipo, diseñemos soluciones. Implementemos reestructuración empresarial eficaz. 

Compartir:
Juan Galán
Juan Galán
CEO en Van Corporate, Inteligencia Financiera - Asesor Financiero por la CNMV

Últimos blogs