SGR - Sociedades de Garantía Recíproca

Las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) son una herramienta financiera orientada a simplificar la transición en pro de la liquidez en el mundo de las finanzas para las pequeñas y medianas empresas (PYMES) y los autónomos. 

Su principal objetivo es facilitar el acceso al crédito y mejorar las condiciones de financiación para estos grupos. 

Para acceder a la financiación I+D+i de la mano de las Sociedades de Garantía Recíproca hay que entender qué son las SGR, cómo funcionan y cómo las PYMES y los autónomos pueden acceder a las garantías SGR.

SGR

Qué son las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR)

Las SGR son entidades financieras sin ánimo de lucro que facilitan el acceso al crédito a las PYMES y autónomos. Es importante destacar que las SGR NO PRESTAN FONDOS DIRECTAMENTE. 

En su lugar, proporcionan garantías y avales a las empresas, lo que les permite obtener financiación de los bancos en mejores condiciones.

Las SGR están formadas por dos tipos de socios: los socios partícipes y los socios protectores. 

Los socios partícipes son las PYMES y los autónomos que necesitan el aval de la SGR para acceder al crédito. 

Por otro lado, los socios protectores son instituciones que aportan recursos a la SGR para mejorar su solvencia. Estos socios protectores suelen ser Administraciones Públicas, Cámaras de Comercio, Asociaciones y Entidades de Crédito.

Cómo funcionan las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR)

Para beneficiarse de las ventajas de la SGR, es necesario ser socio partícipe. 

Cuando una empresa solicita el aval de una SGR, esta última realiza un análisis de la viabilidad del proyecto. 

Si el análisis es positivo, la SGR proporciona un aval que la empresa puede usar para obtener financiación en condiciones más favorables.

Además de proporcionar avales, las SGR también ofrecen otros servicios a sus socios. Estos servicios incluyen la negociación de líneas financieras, la tramitación de subvenciones, la formación financiera y el asesoramiento financiero.

Cómo acceder a las garantías de las SGR

Para acceder a las garantías de las SGR, una empresa o autónomo debe seguir los siguientes pasos:

Presentar el proyecto: 

El empresario debe presentar el proyecto para el que requiere el aval, acompañado de toda la documentación necesaria para el análisis del riesgo.

Convertirse en socio partícipe: 

Una vez que la SGR ha estudiado la viabilidad del proyecto, la empresa pasa a ser socio partícipe. Esto implica suscribir capital en proporción al aval solicitado.

Obtener la aprobación de la operación: 

La SGR debe aprobar la operación antes de que se pueda formalizar el aval.

Financiación de I+D+i a través de las SGR

Una de las áreas en las que las SGR pueden ser especialmente útiles es en la financiación de proyectos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i)

La financiación de estos proyectos suele ser un desafío para las PYMES y los autónomos, ya que a menudo requieren una gran inversión inicial y los resultados pueden tardar en materializarse.

Las SGR pueden facilitar el acceso a la financiación para estos proyectos proporcionando avales que permitan a las empresas obtener créditos en condiciones más favorables. 

Además, algunas SGR también pueden ayudar a las empresas a acceder a subvenciones y otras formas de financiación para proyectos de I+D+i.

Van Corporate para el asesoramiento SGR

Las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) son una herramienta valiosa para las PYMES y los autónomos que necesitan acceder al crédito. 

Al proporcionar garantías y avales, las SGR pueden facilitar el acceso a la financiación en condiciones más favorables. 

Además, las SGR ofrecen una serie de servicios adicionales que pueden ser de gran ayuda para las empresas, incluyendo la negociación de líneas financieras, la tramitación de subvenciones y el asesoramiento financiero.

En Van Corporate asesoramos a nuestros clientes para solicitar financiación I+D+i a través de avales SGR. Llámanos e infórmate sobre las posibilidades de la financiación SGR con la mejor boutique financiera: Van Corporate.